El caso de una mujer de 36 años que ingresó en Son Espases drogada por su exmarido se ha convertido en el primer caso de sumisión por burundanga conocido en España. Se trata de una droga muy potente que anula a la víctima y hace que no presente resistencia.

El caso, acaecido en primavera en Palma, se ha conocido ahora porque se ha publicado en una revista especializada Medicina Clínica. En él ha colaborado el doctor Bernardino Barceló, de la Unidad de Toxicología de Son Espases.

Una mujer acudió a urgencias de ese hospital acompañada de una amiga, que dijo que el exmarido le había echado «algún fármaco en la bebida».

La víctima estaba «obnubilada y confusa, con un discurso incoherente, pupilas muy dilatadas visión borrosa e inestabilidad», pero el primer análisis no detectó ni rastro de las sustancias estupefacientes más habituales. La Unidad de Toxicología comenzó a realizar todo tipo de pruebas, que finalmente dieron positivo en escopolamina.

Los médicos informaron de lo ocurrido a la autoridad judicial y el Cuerpo Nacional de Policía tomó declaración al exesposo de la mujer ingresada, que acabó reconociendo que la había drogado con burundanga para«provocarle daño». El sospechoso, que fue imputado, compró la sustancia en una página de internet.

Y tú qué opinas ? deja un comentario:

DEJA UNA RESPUESTA