En Campos, a escasos kilómetros del rumor del Mediterráneo que baña una de las mejores playas de Mallorca, Es Trenc, se encuentra el nuevo hotel de cinco estrellas, Sa Creu Nova. Este concepto boutique colmado de arte contemporáneo ha abierto sus puertas hace varios meses. Solo para adultos, garantiza tranquilidad y sosiego combinando elementos tradicionales de la arquitectura mallorquina con toques de modernidad. Sus propietarios, una pareja originaria de Barcelona, han dejado una impronta que no deja indiferente a sus visitantes y clientes.

Sa Creu Nova: su gastronomía

El equilibrio seleccionado entre los mejores productos del mercado y temporada, un equipo de cocineros y servicio, que vuelcan sus cinco sentidos en una carta que evoluciona en función de las estaciones del año, los agricultores, ganaderos y pescadores; en definitiva, lo mejor de la tierra y el mar se encuentra en Tess de Mar y Kairiku. Ambos restaurantes, así como el lobby bar y la terraza “La Vermutería de Campos” están abiertos tanto para clientes del hotel como externos.

Restaurante Tess de Mar

Con aforo para 55 comensales, con magnífica terraza incluida, ofrece una selección de los mejores sabores mediterráneos, viejas recetas olvidadas en los cajones y una fusión con nuevas tendencias que generan una composición sobresaliente donde los productos de kilómetro cero, productos de proximidad y de temporada son la base de los fogones a cargo del Chef Juan M. Campos. Bajo su batuta un equipo joven con diferente background y amor por la cocina producen platos tan llamativos como “Huevo estrellado”, basado en yema de huevo orgánico con papa en espuma, ragú de setas y trufa y pan rústico; “Pulpo a la brasa”, con portobellos, patata de cristal y clorofila de perejil o los espectaculares postres como la re interpretación de la ensaimada de albaricoques.

Abierto todos los días en servicio de desayuno, comidas y cenas. Los sábados también se ofrece un fantástico brunch de 11 a 15h.

 

Restaurante Kairuku

Kairiku, que literalmente en japonés significa “de la tierra y el mar”, es un concepto único que no deja impasible a todo aquel que ha vivido la experiencia. Ubicado en el antiguo celler de la casa principal, dispone de una única mesa de 10 comensales para degustar la mejor cocina japonesa dirigida por César I. León el cual, con maestría y savoir faire, reinterpreta la gastronomía asiática de una manera sorprendente. La forma en que corta los mejores pescados se fusiona de un modo ideal para dar lugar a la noción “Omakase”. Es una suerte contar con un Chef que elije lo mejor de los mercados para ofrecer a sus clientes una altísima calidad en el menú degustación maridado con los sakes más interesantes del momento. “El trampantojo de tataki de atún de Almadraba y wasabi al foie” es un claro ejemplo de la delicada magia de este punto culinario.

Solo abierto por las noches y cerrado los lunes.

SaCreuNova_arthotel_kairiku

 

 

Y tú qué opinas ? deja un comentario:

DEJA UNA RESPUESTA