SONIA ALONSO

Tanto las ojeras, que se deben a un oscurecimiento de la piel debido a la vasodilatación de los capilares, como las bolsas, que se deben a una acumulación de toxinas y grasas, restan muchísima luminosidad al rostro. Aunque actualmente no se tratan como un complicación médica, dan un aspecto de poco saludable a nuestros rostros, por lo que es preciso tener en cuenta cuáles son las pautas para reducirlas.

Para evitarlas

Es fundamental dormir ocho horas al día y descansar bien, llevar una alimentación saludable y realizar ejercicio físico diario. Asimismo, es necesario mantener la piel hidratada por lo que no olvides beber 2 litros de agua al día y aplicar cremas hidratantes siempre después de una buena limpieza.

Si a pesar de seguir todas estas recomendaciones sigues viendo síntomas de ojeras en la cara, toma nota y establece unas pautas diarias y semanales para seguir estos consejos.

Aplica un paño húmedo bajo los ojos

Los antifaces de gel son un buen remedio para evitar la vasodilatación de los capilares y la inflamación producida por las bolsas. Si quieres sustituir el antifaz por un remedio más natural, deja por las noches una toalla mojada en la nevera. Al día siguiente, aplícala encima de los ojos durante diez minutos y relájate.

Bolsitas de té sobre las ojeras

El efecto del té sobre la piel también puede tener efectos positivos. Aplica durante diez minutos bolsas de té sobre los ojos. Recuerda que el té puede manchar un poco la piel, por lo que no olvides lavarte bien la cara con agua y jabón después de cada aplicación.

Aplica rodajas de pepino

El pepino es el elemento estrella en cuanto a tratamientos faciales. Su alta cantidad de agua hace que la piel se hidrate a la vez que le aporta suavidad a tu piel. Aplica una rodaja en cada ojo y deja actuar 10 min.

Masaje con Aceite de Coco

Si mezclas una cucharada de aceite de coco y una cucharada de aceite de almendras y realizas un suave masaje debajo de tus ojos, dejándolo actuar durante veinte minutos verás que tu piel acabará hidratada y la coloración disminuirá.

Masaje con aceite de Aloe Vera

Las propiedades altamente regeneradoras de esta planta para la piel hacen que éste sea uno de los mejores contornos de ojos que podamos utilizar. Masajea durante 5 minutos los ojos con el aceite y déjalo actuar durante 10 minutos más. Después, enjuaga bien la cara con agua templada y verás cómo tu piel mejorará.

Yoga Facial

Por último, no olvides que para ayudar a una buena circulación de la sangre y la cara, el ejercicio físico diario es fundamental. El yoga facial es un buen ejercicio para estimular la respiración y hacer que tu piel se vea más fresca. Además, esta técnica no solo mejorará tu piel y consecuentemente las ojeras y las bolsas, sino que reducirás arrugas y estimularás los músculos de la cara.

bolsas-ojeras-2.max-460x342

Y tú qué opinas ? deja un comentario:

DEJA UNA RESPUESTA