Tras las lluvias y nevadas de las últimas semanas, las previsiones apuntan a que la semana que viene podríamos tener días de sol y temperaturas más agradables.

El sábado se prevé que disminuyan las lluvias aunque seguirán predominando las nubes en gran parte de España.
Las lluvias han continuado acompañando el tiempo en este mes de abril. En marzo llovió un 357% más por encima de la media en España: en la mayoría de zonas llovió 3 veces más de lo que suele llover y en algunas provincias como A Coruña llovió 30 días en ese mes.

Indudablemente este agua ha ayudado a mejorar el estado de los embalses que tras esta última semana ha seguido subiendo hasta llegar al 65%. Sin embargo, no dejan de sorprender las estampas típicamente invernales en el mes de abril.
La causa de que estas borrascas continúen afectando a la Península Ibérica está en el modo en que se distribuyen las altas presiones. En este momento, en el norte de Europa se encuentra posicionado un anticiclón que bloquea el paso de las bajas presiones a esta zona. Además, el anticiclón de las Azores impide que se desvíen más al sur por lo que a las borrascas la única opción que les queda es llegar a nuestro país a través de un estrecho pasillo que se crea entre ambos anticiclones.

Y tú qué opinas ? deja un comentario:

DEJA UNA RESPUESTA