Los supermercados isleños contribuyen de forma importante a los ingresos derivados del turismo en la economía española, con la adaptación del surtido de sus tiendas a la demanda de los turistas extranjeros.

El impacto económico de esta actividad, además potencia varios sectores de producción alimentaria local en productos de la tierra como bodega, panadería y fruta. La venta de vinos duplica a la que se produce en los supermercados del interior y arrastra a otras categorías como son la carne y la charcutería, los quesos y los aperitivos.

La panadería, es otra de las secciones mas activas. Las ventas se concentran a primeras horas de la mañana, lo que supone un esfuerzo añadido a la logística, mientras que el consumo de fruta de temporada también se dispara hasta más del doble de lo habitual, por la calidad superior de productos de la tierra y un precio adecuado, es lo más apreciado por los visitantes internacionales, según datos facilitados por la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados.

Y tú qué opinas ? deja un comentario:

DEJA UNA RESPUESTA