El Black Friday  va expandiéndose en todo el mundo y  ha llegado a España de forma que ya son muchos los consumidores que esperan a este día para adquirir nuevos productos. Grandes y pequeños comerciantes se han sumado a los grandes descuentos de este día pero

¿cuál es la verdadera historia detrás del Black Friday?

Influenciado por el día de Acción de Gracias, el Black Friday así como lo entendemos los europeos, nació en Estados Unidos y Canadá, cuando miles de ciudadanos acudían hartos de pavo a realizar sus compras para la nueva temporada.

Pero la realidad es que el primer uso  registrado del término “Black Friday” se aplicó no a las compras de nueva temporada, sino a la crisis financiera: específicamente, el desplome del mercado del oro estadounidense el 24 de septiembre de 1869. La historia cuenta que dos despiadados financieros de Wall Street, Jay Gould y Jim Fisk, trabajaron juntos para comprar todo lo que pudieron del oro de la nación, con la esperanza de aumentar el precio y venderlo para obtener ganancias asombrosas.

En ese viernes

La conspiración finalmente se deshizo, lo que provocó la caída de valores y la bancarrota de todos, desde los barones de Wall Street hasta los agricultores.

Black Friday

En la década de 1950

La policía de la ciudad de Filadelfia usó el término para describir el caos que se produjo el día después del Día de Acción de Gracias, cuando hordas de compradores suburbanos y turistas inundaron la ciudad antes del clásico Army-Navy  un encuentro tradicional de fútbol universitario que enfrenta a la Academia Naval  y la Academia Militar de Estados Unidos. No solo los policías de Filadelfia no podrían tomarse el día libre, sino que tendrían que trabajar en turnos extra largos con las multitudes y el tráfico adicionales. Los ladrones de tiendas también se aprovechan del alboroto en las tiendas para arrebatarles mercadería, lo que aumentaba el trabajo de las fuerzas del orden público.

En 1961

El “Viernes negro” se había apoderado de Filadelfia, en la medida en que los comerciantes y promotores de la ciudad intentaron sin éxito cambiarlo a “Gran Viernes” para eliminar las connotaciones negativas. El término no se extendió al resto del país hasta mucho más tarde. Sin embargo, en algún momento de la década de 1980, los minoristas encontraron una forma de reinventar el Black Friday y convertirlo en algo que se reflejó positivamente, en lugar de negativamente, en ellos y sus clientes.

Desde entonces

La bonanza de ventas de un día se ha transformado en un evento que en algunos países dura hasta cuatro días, y que  ha generado también Cyber Monday, el lunes siguiente en que los protagonistas son exclusivamente los productos electrónicos.

Recomendamos

Un gran día para salir de compras para ahorrar, si estas buscando un móvil o portátil no lo dejes escapar

Y tú qué opinas ? deja un comentario:

DEJA UNA RESPUESTA