Con su gran carisma y arrolladora personalidad, este chef madrileño de talento innegable, ya se ganó su merecido reconocimiento ante la crítica y el sector mucho antes de llegar al estrellato mediático.

Su trabajo como asesor gastronómico en el programa Pesadilla en la cocina y su intachable papel-conductor en Top Chef, han llevado a Alberto Chicote a lo más alto de la fama y el reconocimiento popular.

MC: Tu vida dio un giro copernicano ¿Cómo llevaste el hecho de acostarte un día siendo cocinero y levantarte al día siguiente siendo famoso?
A.C: En mi casa se levanta la misma persona cada día. Me acuesto siendo Alberto Chicote y me levanto siendo el mismo. La verdad es que si algo ha cambiado es la percepción que los demás tienen de mi, no la que yo tengo de mí mismo.

MC: El formato televisivo de Pesadilla en la cocina es indudablemente bueno pero tras la experiencia de cuatro temporadas ¿Crees que realmente funcionan las asesorías?
A.C: Yo creo que hay tanta gente desorientada en este sector que las asesorías funcionan bastante. Quizás es cierto que no todo lo bien que podrían funcionar, o no en todos los casos pero sí lo suficientemente bien como para redirigir un negocio que estaba abocado al fracaso inmediato.

M.C: ¿Te han llegado a afectar, a nivel emocional, algunas de las críticas o controversias generadas por los propios participantes? ¿O alguna de las experiencias vividas durante los rodajes?
A.C. Es imposible mantenerse al margen de todo lo que se desprende del trabajo realizado. Sobre todo cuando uno pone todo lo que puede y todo lo que es.

MC: ¿Alguna vez has perdido los nervios en el programa?
A.C: Si perdiese los nervios y no mantuviese la cabeza en su sitio, no estaría capacitado para hacer este trabajo. Y el jefe de cocina, tampoco.

MC: Sabemos que la tele encierra mucho de espectáculo y hay quien dice que sobreactúas ¿Hasta que punto finges o exageras?
A.C: No sé fingir, no es mi estilo, y no sé exagerar, tampoco lo es. Alberto Chicote es
la persona que ves en la tele. Esta pregunta la respondería mejor quien ha trabajado conmigo. Aun así, he de decir que no me paso la vida cabreado o echando broncas a la gente, sólo hago esto cuando los motivos son los suficientes para que mi comportamiento sea el que es. Creo que todos somos un poco así, ¿no?

MC: Mucha gente se pregunta si Pesadilla en la cocina tiene trampa. ¿Es así?
A.C: Yo no puedo ensuciar una cocina con mierda de tres meses. No se manipula nada.
Es real.

MC: A pesar de verse salpicado por alguna que otra polémica y que el índice de audiencia
haya sufrido una ligera bajada, Pesadilla en la cocina ya es todo un clásico de la parrilla
de La Sexta y cuenta con gran número adeptos ¿Va a haber una quinta temporada?
A.C: Sí claro. Ya hemos grabado la quinta temporada de Pesadilla en la cocina.

MC: Si tuvieras que dar un consejo a alguien que quiere montar un restaurante, ¿Cuál sería?
A.C: Identidad, identidad e identidad. Si bien no te garantiza el éxito 100%, sí te garantiza
el saber que has sido coherente contigo mismo.

MC: Por cierto, ¿Quién cocina en casa?
A.C: Cuando cocina alguien, cosa que no es muy común, yo.

MC: ¿Eres de los que te dejas seducir por el estómago?
A.C: La seducción es un acto necesariamente global y amplio. Mi paladar es sólo una pequeña parte de mí.

chicote2
Alberto Chicote

Y tú qué opinas ? deja un comentario:

DEJA UNA RESPUESTA