8 reglas de oro

En los últimos años

El auge de las nuevas tecnologías y la accesibilidad a la información han hecho que internet se convierta en un elemento presente en nuestras vidas. Además, de cada vez más utilizamos perfiles sociales para contratar servicios en internet por lo que nuestra vida privada está de cada vez más expuesta al público.

Cuando navegamos por la red

Compramos online o simplemente revisamos nuestras cuentas bancarias solo necesitamos un poco de sentido común para evitar problemas. Aquí te damos una serie de consejos para que minimices el riesgo de ser víctima de cualquier fraude o estafa y tu navegación en la red sea lo más segura posible.

Utiliza contraseñas fuertes.

Si utilizamos contraseñas sencillas o comunes estamos mucho más expuestos a recibir ataques o intentos de usurpación de identidad de la cuenta. Es de sobra conocido el hackeo de cuentas en redes sociales para el posterior uso de perfiles personales en publicidad. Las contraseñas fuertes contienen mayúsculas y minúsculas, hay al menos un número, y contienen una longitud de al menos 8 caracteres.

Mira desde dónde descargas tus aplicaciones.

Muchas páginas ofrecen programas que han sido modificados y contienen algún tipo de malware. Por eso, es recomendable que las aplicaciones se descarguen siempre de páginas oficiales.

Evita los enlaces sospechosos.

Los enlaces pueden estar presentes en un correo electrónico, una ventana de chat o un mensaje en una red social.

Actualiza el sistema operativo y aplicaciones.

Debemos tener en cuenta que hay que mantener actualizados con los últimos parches de seguridad no sólo el sistema operativo, sino también el software instalado en el sistema a fin de evitar la propagación de amenazas a través de las vulnerabilidades que posea el sistema.

Nunca compartas datos personales en formularios dudosos.

Cuando el usuario se enfrente a un formulario web que contenga campos con información sensible (por ejemplo, usuario y contraseña), es recomendable verificar la legitimidad del sitio.

Acepta sólo contactos conocidos.

Tanto en los clientes de mensajería instantánea como en redes sociales, es recomendable aceptar e interactuar sólo con contactos conocidos. De esta manera se evita acceder a los perfiles creados por los atacantes para comunicarse con las víctimas y exponerlas a diversas amenazas como malware, phishing, cyberbullying u otras.

Y tú qué opinas ? deja un comentario:

DEJA UNA RESPUESTA